viernes, 23 de diciembre de 2011

Forzar la suerte







Porque a veces... ¡o la pones entre la espada y la pared o se niega a dejarse ver!


Llevo unos días que parece que me ha mirado un tuerto. 

El miércoles, por circunstancias de la vida (nunca mejor dicho...) no hubo teatro, iba a ser la última jornada teatral del 2011, pero acabamos "celebrando" que cuando ya no puedes disfrutar la vida, es mejor dejarla marchar... La que iba a ser nuestra "última cena" cena caníbal (no comemos placentas como los cienciólogos, pero comemos sushi hasta que nos sale por las orejas...), acabó siendo la "última cena" de sólo seis...
Ayer, me levanté un poco pachucha  e intentando evitar que siguiese la mala racha, me dije: Patri, píntate bien esos ojazos que tienes (no, no me hace falta abuela... Abuela no te enfades), sal a la calle y ¡cómete el mundo! De paso, pensaba aprovechar, ensordecer con el ruido de la tarjeta y volver a casa cargada de regalos. Pero, resulta que el tuerto me seguía mirando de reojo, ¡el muy c...! y "el regalo" que buscaba parece estar agotado en TODA España, pero... ¡¡qué os pasa!?, ¿me leéis la mente?, ¿tan poco original soy?, ¿tan al día estoy?

Más tarde habíamos quedado para disfrutar de un poco de teatro gratuito, pero como somos españoles y estamos genéticamente modificados para llegar tarde... lo hicimos, llegamos tarde, ¡dos minutos! y nos cerraron la puerta... ¿será actor el tuerto? En fin... decidimos pasar una buena tarde en compañía, ir de tiendas juntos, merendar y hacer tiempo hasta el siguiente pase de teatro... al que no pensábamos faltar, todos, excepto Mónica... que acabó sola en el cine. La obra resultó ser el mayor tostón que nos podíamos haber tirado a al cara (espero que nadie de la "Mostra de teatre d'hivern de la UB" lea esto...). Y me fui a casa, con mi bronquitis, mis escalofríos y todo mi malestar. ¿Podía haber ido peor?
Esta mañana, me desperté sin despertador, (¡bien!), me hice la maleta y salí volando para volver a casa, por Navidad, como El Almendro, cogí un taxi, porque llegaba tarde... y tras 10 minutos de cola... la chica de delante mío ¡se llevó el último billete de autobús! 



Y ahí ya me planté. Cogí a la suerte por los cuernos y le dije... ¡vete a joderle la vida a otro! Así que me me dirigí al conductor y, cual perro abandonado, le pedí que me dejase subir si había faltado alguien... y ahí estaba yo, en el autobús en el que no había plazas. ¡Triunfadora! :)


Así que todo esto me ha hecho pensar. ¿Qué es lo que pudo ser y no fue? Cuando por decisiones del azar (espero, porque como de verdad haya un tuerto... ¡juro que me lo cargo!), se te van cambiando todos tus planes... ¿habría sido mejor lo que esperabas que pasase que lo que al final pasó? Es lo que en economía llaman el "coste de oportunidad". ¿Habría encontrado el regalo que al final encontré si hubiese encontrado el primero? ¿Habríamos tenido esas conversaciones tan interesantes si en vez de cenar seis hubiésemos sido veinte? ¿ Habría sido la primera obra igual de tostón y encima no habría disfrutado de una tarde de paseo en compañía? ¿Lo pasaría mejor Mónica viendo "The artist"?


Nunca lo sabremos, así que me quedo con MI SUERTE y feliz por haber llegado a tiempo a casa :)

17 comentarios:

  1. Todos tenemos días malos, pero afortunadamente se esfuman y enseguida vuelven los buenos.

    Te deseo unas estupendas fiestas, disfruta de la Nochebuena!

    Un besazo, preciosísima!

    ResponderEliminar
  2. Cuando las cosas se tuercen tanto, ya solo pueden cambiar a mejor, ¿no crees? :)
    Te deseo Feliz Navidad, Zorionak!

    ResponderEliminar
  3. Bueno, al final ha tenido final feliz. Me encantan tus relatos! Besitos y Feliz Navidad! :)

    ResponderEliminar
  4. Ahora vendrán días de buena suerte, ya verás, a mí me ha pasado, jeje.
    Gracias por tus comentarios.
    Felices fiestas!

    ResponderEliminar
  5. Si por culpa del tuerto llegas tarde a casa..., lo dejo ciego, jajajaja

    ResponderEliminar
  6. Arriba ese espíritu luchador cuando la mala suerte te sigue y te persigue. Porque con un poco de energía te la cargas, te lo aseguro! Que todo está dentro de esta cabezita loca.. Ella manda, ella decide, ella todo lo cambia..

    Feliz navidad, y que comas muchos chocolates!

    Marina

    ResponderEliminar
  7. La sort es extremadament capritxosa i es molt divertit pensar: Que hauria passat si...? Hi ha una peli (Las Possibles vidas de Mr. Nobody) que no he vista pero va d'aixo i diuen que es bonissima! Sigui el que sigui ens ho vam passar be! Pero... Que hauria passat si no hagues demanat aquell Dry Martini?

    ResponderEliminar
  8. Me gusta mucho. ¡Enhorabuena!
    Eres divertidísima.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
  9. Me alegra saber que eres de la que ves el vaso medio lleno en vez de medio vacío. Todo en esta vida, depende del cristal con que lo mires y veo que tu cristal al final fue el optimismo. ¡¡Me alegra!! . Veo que tienes más seguidoras con mi nombre y es que lo "bueno abunda" ( yo si que de verdad no tengo abuela) pues eso, que voy a intentar que salga mi foto y si no es posible, firmaré con Vicky. E. Besitos y ¡¡FELIZ NAVIDAD!!

    ResponderEliminar
  10. Patriiiiii me encantó tu reflexión final! A mí me pasa bastante seguido esto de "encapricharme": querer ESO que quiero, y ninguna otra cosa. Y, de pronto, eso que quiero no lo encuentro, y encuentro otra cosa tanto mejor que lo que quería al principio... son momentos en lo que me parece que la vida me sorprende. Una vez, escuché que abrir las manos no es sólo soltar lo que uno tiene, sino abrirlas para poder agarrar algo nuevo...
    Me encantó tu tarde!! Que te mejores de salud!!
    Besitos!!

    ResponderEliminar
  11. NO,no,no... no te miró un tuerto...
    Como poco te miraron dos. jajjajajajaaja.

    ¡¡Feliz Navidad wapi!!

    muackssssssssssssssss

    ResponderEliminar
  12. jaja tu blog es super entretenido me ha encantado =) espero seguir leyendo =)


    ojalá te pases por mi post navideño sería un honor tenerte por allí=)
    http://thearmoirequest.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  13. A veces tenemo que darle un pequeño empujoncito a la suerte...y sino una gran patada en el culo al tuerto :P

    Feliz Navidad Patri♥
    Disfruta de tu familia :)

    ResponderEliminar
  14. jajajajjaa m'ha encantat llegir la teva successió d'esdeveniments frustrats!!! jajaja anava llegint i pensava.... encara li haurà passat alguna cosa més? I després dius lo del bus... jajajajja {Ho sé, no s'ha de riure de la desgràcia "ajena" però... ha sigut graciós.}

    A part, només sabia la part de la Mònica en quedar-se fora, no sabia que vosaltres també us havia passat amb la primera obra!

    "¿Será actor el tuerto?" jajajajjajajaja :D

    Però m'encanta que no et rendissis fàcilment i decidissis canviar-ho!!!

    ResponderEliminar
  15. cogistes a la suerte por los cuernos???? no me lo puedo creer¡¡ eres mi heroina (de heroe claro esta). Me parto con toda la historia. Felices Fiestas¡¡

    ResponderEliminar
  16. @todos: sí, parece que llegar a casa me sentó bien y pude librarme de esa mala suerte! :)

    ResponderEliminar

¡Requetemuchííííísimas gracias por tu comentario! ☺