jueves, 22 de marzo de 2012

Chapotear





En buen rollo.


Hoy me levanté con ganas de pisar charcos. Ganas de saltar bien alto y caer fuerte, salpicar al malhumorado que pasase por mi lado, guiñarle un ojo (si supiese...) y seguir mi camino, tan contenta.
Me gusta que llueva, me gusta el cambio drástico que supone en nuestras vidas mediterráneas mal acostumbradas al sol y a esa dieta de la que todos hablan, me gusta que se me mojen las pestañas y tener que sacudirlas rápidamente para que dejen de pesar, me gusta llevar el pelo corto cuando llueve porque odio llevar paraguas. Me gusta que llueva, dos días, después me canso, pero hoy aún era sólo el segundo.


A estas alturas, es ya difícil esconder que soy emocionalmente muy inestable. Igual me paso una semana reptando que otra saltando de rama en rama - ¿podría decirse que soy mamfibia? - Pero, si algo me considero es afortunada de ser capaz de hacer un esfuerzo para trepar por la vida. Así que, después de que mi karma se me rebelase, había llegado el momento de disfrazarse de ese tal ave Fénix. 


Llevo una semana empapada en buen rollo. He conseguido mantener a raya el pequeño caos que suele reinar en mi habitación (sí, mamá, me lo dijiste...). He disfrutado de mis largos días en quirófano - a pesar de no gustarme -, metiendo la mano (simbólicamente hablando, que se os tiene que explicar todo) en todo aquello que podía y sintiéndome una más. He adelantado trabajo, que bien sabido es lo genial que sienta. Empiezo a querer llorar de alegría cuando acabamos un pase entero de nuestra obra. Me he sumergido en la música cada segundo que he podido, compartiendo mi tiempo entre "Les mots d'amour" y la música ensalza ánimos de Zaz (gracias ^^). 
Y así, hasta empezar a dar saltitos cuando subo las aceras, con ese aire de despreocupación que se ve en las películas dónde la protagonista de repente se pone sola a bailar, en medio de una plaza abarrotada, ante la atónita mirada de los demás sosos que pueblan el mundo.


Ahora reina un sol majestuoso que hace que me reflejen las gafas, mientras me balanceo en la hamaca ya preparada para los días de primavera.


Atentos aquellos que viváis en Barcelona, si veis una loca con el pelo cortado como una niña de la calle gritando "mon amouuuuuur, mon amouuuuuuuuur!!" soy yo. Apartaos, puedo ser contagiosa :)

13 comentarios:

  1. no crec que ens vulguem apartar! voldríem que ens contagis tota aquesta energia! :) que duri i que duri!

    ResponderEliminar
  2. Aaah eso es genial. Me encanta el saltito para subirte a las aceras (yo lo suelo usar para bajar, con el ipod puesto...).

    Aquí sigue sin llover. Hace sol, día tras día.
    Sol, sol, sol, sol, sol, díaquecaencuatrogotitas, sol, sol, sol.
    ¡Pero si esto es Galicia! ¡Quiero mi lluvia!

    Me identifico con lo de mamfibia, por cierto :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te dejo que uses la palabra siempre que quieras :)

      Eliminar
  3. jajajajjaa m'ha encantat aquest post, "Mon amouuuuur, mon amouuuuuur"!!!!
    T'he imaginat a tu saltant dins els bassals i esquitxant a tot quisqui!!! I tu feliç com una nena petita!

    I després m'has descrit perfectament a mi, quan em va agafar el rampell de ballar mentre assajavem el diumenge, l'escena del petó de la Bet i en Gerard... i rebent les vosres atònites mirades!!!! Però ho hauriem de fer més sovint aquestes coses, deixar-nos portar pel moment!!!

    T'aviso, no m'apartaré si et trobo!!! Vull contagir-me!!! :)

    Petons guapi!

    ResponderEliminar
  4. Mucha gente se debería "contagiar" de ese amor a las pequeñas cosas de la vida ( salpicar al malhumorado que pasase por mi lado, guiñarle un ojo (si supiese...) y seguir mi camino, tan contenta), pues sí, sería un contagio maravilloso, y sobretodo gritar una y mil veces al amor..."mon amouuuuuur, mon amouuuuuuuuur". Me encanta el escrito. Besos V.E.

    ResponderEliminar
  5. jajaja! me ha encantado "si mamá, me lo dijiste..."
    Mi madre siempre me decía "ves tu cuarto? así es tu vida!" ¿Cuánta razón, verdad?
    Me encanta leerte tan happy! A chapotear!
    un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Toda la razón, y yo llevo toda la vida llevándole la contraria...

      Eliminar
  6. Disfruta de este momento lleno de energía y pasión..disfrútalo a cada segundo..

    ResponderEliminar
  7. Desprendes buen rollo y eso es geniaaaaaal!!! Yo quiero contagiarme!

    ResponderEliminar
  8. Siempre lo he dicho ¡la lluvia lo limpia todo! Alegría por todas partes, optimismo, buen rollo... ¡Pero qué grande es la Patri!
    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Me encanta que estés de buen ánimo y chau chau a la mala onda!!! De lo malo, ya sabemos que es contagioso. Pero lo bueno, qué genial que también se contagie!

    A mí también me encantan los días de lluvia!! Pero hoy estoy rezando para que no llueva porque toca lavar la ropa... :oS

    Besitos y hermosa semana!!

    ResponderEliminar
  10. Jajaja, me encanta cómo escribes! Y lo de ser inestable yo creo que nos pasa a todos, un día estás de mal humor y no sabes por qué, lo ves todo mal, y otro día, todo lo contratrio!!
    Jo, yo echo de menos que llueva un poco en Madrid, aunque sea un par de días, porque como dices tú, más de dos días, cansa. Pero qué llueva algún día, por dios! jaja.
    Un beso.

    ResponderEliminar

¡Requetemuchííííísimas gracias por tu comentario! ☺